7 razones por las que comprar una lista de correo electrónico es una mala idea

El email marketing es una de las formas más eficaces de hacer crecer tu negocio, generar ventas y aumentar los ingresos. Es una de las mejores estrategias para llegar a tu audiencia y fidelizar a los clientes potenciales hasta que estén preparados para realizar una compra.

Muchos vendedores se encuentran en un punto en el que necesitan gente a las que puedan enviar correos electrónicos, de forma rápida y barata. Cuando buscan comprar una lista de correo electrónico, lo único que buscan son nuevos contactos a los que enviar correos electrónicos para intentar aumentar las ventas. Pero la compra de una lista de correo electrónico puede causar más daño que bien.

Conseguirás miles de contactos de correo electrónico por un módico precio, pero tus campañas de marketing por correo electrónico y tu plan de negocio se verán seriamente afectados.

En este artículo, hablo de por qué la compra de listas de correo electrónico es una muy mala idea. También te daré una lista de formas efectivas de construir tu lista de email marketing para que no tengas que comprar una.

¿Cómo puedes conseguir listas de correo electrónico?

Antes de discutir por qué la compra de una lista de correo electrónico es prácticamente una catástrofe para todos tus esfuerzos de marketing, vamos a hablar de las tres formas en que puedes conseguir una lista de correo electrónico.

1. Comprar una lista de correo electrónico

El proceso de compra de una lista de correo electrónico es bastante simple. Buscas un proveedor de listas de correo electrónico, decides tus preferencias demográficas, edad, sexo, etc. y compras una lista de nombres y direcciones de correo electrónico basada en esos datos.

Un ejemplo de esto es que tienes una juguetería online y compras una lista de 100.000 nombres y direcciones de correo electrónico de personas que viven en España con niños pequeños. Todo depende de tu público objetivo.

2. Alquilar una lista de correo electrónico

En lugar de comprar una lista de correo electrónico, puedes trabajar con un proveedor de listas de correo electrónico, pero nunca poseer la lista. En este proceso, seleccionas un segmento de tu público objetivo para enviarles tus boletines por correo electrónico, pero nunca llegas a ver las direcciones de correo electrónico de las personas a las que envías el mensaje. Si optas por este método, debes trabajar con el suministrador de la lista de correo electrónico para enviar tu correo.

En términos de eficacia, tanto la compra como el alquiler de un correo electrónico no es una forma efectiva de aumentar tu negocio a través del marketing por correo electrónico.

3. Crear una lista de correo electrónico de suscripción

En este proceso, alguien te da voluntariamente su dirección de correo electrónico y, si lo solicitas, otra información (edad, localización, etc.) y consiente que le envíes correos electrónicos. También pueden elegir ciertos tipos de contenido de correo electrónico que desean recibir, como correos electrónicos promocionales, correos electrónicos con descuentos o recibir un correo electrónico solo cuando se publique un nuevo post en el blog.

Las direcciones de correo electrónico opt-in son el resultado de la confianza de tu audiencia para compartir su información de contacto contigo y consentir que se les contacte a través del correo electrónico.

En un proceso de suscripción sencillo de opt-in, los suscritores dan su dirección de correo electrónico a través de un formulario e inmediatamente se agregan a una lista de correo. En el doble opt-in es necesario confirmar el correo que se recibe después de llenar un formulario.

Para cumplir el RGPD no es requisito contar con un doble opt-in, con el opt-in simple es suficiente, pero el doble evita suscripciones erróneas o fraudulentas.

Hay una cosa muy importante a recordar cuando se trata de listas de correo electrónico opt-in.

Es posible que hayas visto a un proveedor de listas de correo electrónico decir: «Esta lista de correo electrónico que te estoy proporcionando es totalmente opt-in». Lo que esto significa es que las personas de la lista aceptaron recibir los correos electrónicos de alguien en algún momento, pero no significa que los destinatarios del correo electrónico aceptasen recibir comunicaciones de tu negocio. Es muy importante tener en cuenta esta diferencia.

7 razones por las que no deberías comprar una lista de correo electrónico

7 razones por las que no deberías comprar una lista de emails

1. Vulneración de las normas de consentimiento según el GDPR

De acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), la ley europea de privacidad de datos que entró en vigor en mayo de 2018, la mayoría de los emisores de correo electrónico están legalmente obligados a permitir que los destinatarios se excluyan de los correos electrónicos que no desean recibir. Tus contactos de correo electrónico deben poder hacerlo directamente en el formulario de registro. El GDPR redobla la apuesta por el opt-in en la comunicación por correo electrónico, ya que requiere de una confirmación posterior por parte del destinatario y las listas de correo electrónico compradas no cumplen con la normativa.

No es necesario que tengas tu sede en Europa para estar bajo la jurisdicción del GDPR. Si los destinatarios viven en Europa, están protegidos por el GDPR. Dado que el GDPR rige todas las comunicaciones por correo electrónico en Europa, no basta con añadir un botón de «cancelación de la suscripción» a su plantilla de correo electrónico. Debes tener el consentimiento explícito de tus contactos para enviarles correos electrónicos. Esto significa que tus contactos deben hacer clic en la casilla de aceptación para optar por las suscripciones de correo electrónico.

Cuando compras o alquilas una lista de correo electrónico, los usuarios de la lista no tienen esta opción, por lo que no cumples con el GDPR.

2. Los servicios de marketing por correo electrónico de buena reputación no permiten listas de correo electrónico compradas

Si estás utilizando proveedor de servicios de marketing por correo electrónico (por ejemplo Mailchimp o Sendinblue) o tienes la intención de utilizar uno, encontrarás que las empresas de renombre insistirán en utilizar listas de correo electrónico opt-in.

Probablemente se te ocurra utilizar otro proveedor de servicios de marketing por correo electrónico que no sea de buena reputación. Pero esto tiene un inconveniente:

Los proveedores de servicios de correo electrónico con direcciones IP compartidas que no exigen el uso de listas de correo electrónico opt-in tienen una pobre capacidad de entrega.

¿Por qué es así? Porque las acciones de un remitente pueden afectar la reputación de IP de todos los que compartan esa IP en el servidor y en cuanto se detecte el envío masivo, te desconectaran el correo de tu dominio evitando que tus correos electrónicos lleguen a las bandejas de entrada de tus destinatarios

3. Las listas de direcciones de correo electrónico relevantes no están a la venta

Es muy difícil encontrar una lista de correo electrónico de calidad que esté a la venta. Si una lista de correo electrónico está a la venta, significa que las direcciones de correo electrónico que contiene ya han sido consideradas como no responsivas o no calificadas para el alcance de la comercialización.

La mayoría de las veces, las direcciones de correo electrónico compradas probablemente han sido objeto de spam hasta los confines de la tierra. Porque si no fuera así, estas direcciones de correo electrónico seguirían en manos de la empresa a la que pertenecían.

4. Las personas de una lista comprada o alquilada no conocen tu negocio

Las listas de correo electrónico alquiladas o compradas a veces se extraen de otros sitios web, lo que es una forma sucia de adquirir contactos de marketing por correo electrónico. Pero incluso si asumimos que esas direcciones de correo electrónico no fueron obtenidas legítimamente de personas que se inscribieron para recibir esos correos electrónicos, debemos recordar que aceptaron correos electrónicos del propietario original de la lista de correo electrónico, pero no de tu negocio.

Los destinatarios de una lista de correo electrónico comprada no tienen ninguna relación previa con tu negocio. Esto hace que marquen tu dirección como «spam» cuando tu newsletter llega a su bandeja de entrada.

5. La reputación de tu correo electrónico y de tu IP se verán perjudicadas

Seguro que sabes que hay organizaciones que se dedican a combatir el spam. Lo que hacen es establecer un honeypot, que es “sistema trampa” o “señuelo” ubicado en una red o sistema informático para evitar un posible ataque al sistema informático.

De forma similar, se pueden crear trampas de spam para identificar los correos electrónicos no deseados. Las trampas de spam se crean cuando una dirección de correo electrónico produce un rebote porque es antigua o ya no es válida, pero sigue recibiendo un tráfico constante. Como resultado, las direcciones de correo electrónico se convierten en una trampa de spam y dejan de devolver el aviso de rebote. En su lugar, aceptan el mensaje y denuncian al remitente como spammer.

Cuando compras o alquilas una lista, no hay forma de comprobar con qué periodicidad se han enviado correos electrónicos a las direcciones de correo electrónico que figuran en ella o si han sido depuradas para evitar que te identifiquen como un spammer.

Así que la pregunta es: ¿estás realmente dispuesto a arriesgar no solo tu capacidad de entrega de correo electrónico, sino también la reputación de tu dirección IP y de tu empresa? Yo creo que no.

6. Puede resultar molesto

A nadie le gusta recibir un correo electrónico en su bandeja de entrada de una empresa de la que nunca ha oído hablar.

Tu trabajo como vendedor es proporcionarles razones (contenido útil u ofertas valiosas) que les inciten a suscribirse al newsletter. Si impones tu contenido de correo electrónico a alguien demasiado pronto, te arriesgas a perder anticipadamente su confianza.

7. Tu proveedor de servicios de correo electrónico puede penalizarte

Comprar una lista de correo electrónico no solo daña la reputación de tu marca y la capacidad de entrega como te he contado antes. También pone en riesgo tu cuenta de correo electrónico. Los proveedores de servicios de correo electrónico como Gmail, Outlook, Yahoo!, etc. no quieren ser asociados con cuentas que los destinatarios marcan repetidamente como spam. Algunos proveedores de servicios de correo electrónico pueden llegar a cerrar inmediatamente tu cuenta si sospechan que envías correos electrónicos no deseados.

Cómo construir su lista de correo electrónico opt-in

Cómo construir tu lista de correo electrónico opt-in

Ahora que hemos hablado de las numerosas razones por las que nunca debes comprar una lista de correo electrónico, pasemos a los pasos para construir una lista de correo electrónico opt-in.

Construir tu propia lista de contactos de correo electrónico que han decidido suscribirse a recibir tu newsletter, no solo cumple con el GDPR, sino que también protege la reputación de tu marca y te presenta oportunidades para hacer crecer esta lista y construir relaciones auténticas con nuevos clientes.

Repasemos algunas de las formas básicas de construir una lista de correo electrónico opt-in:

1. Crear recursos y contenidos exclusivos

El contenido exclusivo, como los cursos, los ebooks, las listas de verificación, las plantillas, etc., son recursos eficaces de contenido prémium. La gente encuentra este tipo de contenido lo suficientemente valioso como para ceder sus direcciones de correo electrónico. Un gran número de recursos exclusivos hará que sea más fácil atraer a los clientes potenciales.

2. Promociona los recursos y contenido exclusivos en tus canales de marketing

Ahora que has creado contenidos exclusivos que pueden captar direcciones de correo electrónico, crea campañas de marketing en torno a ellos. Puedes utilizar las redes sociales, el PPC y los blogs para promocionarlos.

La mejor opción es utilizar tu blog para publicitar tus recursos exclusivos. Escribe un blog sobre el tema relacionado con el contenido que has creado, añade CTAs que lleven a la audiencia a la página de aterrizaje del contenido exclusivo.

3. Realiza campañas creativas de marketing por correo electrónico

La gente reenvía los correos electrónicos útiles a sus conocidos, amigos y familiares, y eso ayuda a ampliar tu base de datos. Facilita a tus destinatarios el reenvío o la difusión del contenido de tu correo electrónico. Incluya CTAs en tus correos electrónicos que hagan que compartir sea una opción obvia y sencilla para los destinatarios.

4. Coloca formularios de suscripción en tu sitio web

Otra forma de aumentar tu lista de correo electrónico es añadir formularios de suscripción en varios puntos de tu sitio web. Puedes añadir formularios al final de cada artículo que publiques en el blog, en la página de inicio y en la página de contacto.


Hablando del tema… si quieres, puedes suscribirte a mi newsletter 😉


Puede parecer tentador y fácil comprar o alquilar una lista de correo electrónico. Es una manera rápida y fácil de evitar el largo y tedioso proceso de acumular suscriptores por tu cuenta. Pero como he mencionado anteriormente, las consecuencias negativas de comprar una lista de correo electrónico lo superan todo. Puedes dañar la reputación de tu marca, crear problemas con tu proveedor de servicios de correo electrónico y, lo más importante, meterte en problemas legales.

Por lo tanto, empieza a construir tu lista de correo electrónico de la manera correcta y consigue que tus clientes se suscriban a los newsletters de tu marca.

Tu comentario:

Según lo dispuesto en el Reglamento Europeo en materia de Protección de Datos, te informo que los datos de carácter personal son gestionados por Jennifer Mellado. La finalidad de este fichero es responder a tu comentario. Tus datos no se cederán a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos enviando un email a hola@diseñotiendaonline.es. Puedes consultar la información adicional y detallada en la Política de privacidad.

Posts Relacionados

11

Ago
Marketing digital

Por qué deberías empezar tu blog corporativo hoy mismo

¿Un blog corporativo como herramienta de marketing? Cuando el blog corporativo crece correctamente, atrae a los clientes potenciales. Los blogs han sido durante mucho tiempo un pilar importante en el marketing de contenidos y el mundo de los medios de comunicación sería impensable sin ellos. Esto seguirá siendo así en[…]